(Stgo.-Comunicado) No al desalojo de CONACIN de Cerro Blanco

Foto conferencia Somos Cerro Blanco

NO AL DESALOJO DE CONACIN DE CERRO BLANCO

Hasta hace un año la Coordinadora Nacional Indianista (CONACIN) administró durante 16 años, vía comodato por parte de SERVIU, las zonas 1, 2 y 4 de Cerro Blanco, comuna de Recoleta, Santiago. Específicamente el comodato fue entregado a la organización Centro Cultural Indígena de Santiago, una de las 25 organizaciones que conforman CONACIN.

El contexto en que se le otorga el comodato remite, en una primera instancia, a la firma de un Convenio Global de Cooperación entre CONADI y Municipalidad de Recoleta, el 24 de junio de 1994,  para crear el Parque Cerro Blanco, que consistía en la construcción de un parque metropolitano de recreación y esparcimiento y además el rescate, conservación, difusión y expresión de las culturas indígenas que ocuparon antiguamente dicho lugar como sitio ceremonial.

Hasta 1999, CONACIN realiza una serie de movilizaciones y reuniones con organismos públicos, para acceder a un comodato que les permitiría ocupar y administrar Cerro Blanco.

Finalmente se crea el proyecto Parque Cerro Blanco, donde el 10 de junio del 2000 se llevó a cabo una reunión del comité técnico en que asisten representantes de CONACIN, CONADI, de la Municipalidad de Recoleta, Chilectra, Consejo Monumentos Nacionales, MINVU, Parque Metropolitano, para proponer la creación de diversos sectores en el cerro, por lo que la SEREMI de Vivienda solicitaría a CONADI un costo de inversión de 24.100 millones de pesos, el que nunca fue gestionado.

El 16 de octubre del 2001 se celebra el comodato el cual regía hasta el 16 de octubre del 2006, plazo que se renovaría tácita, sucesiva y automáticamente por período iguales de cinco años.

El año 2002, se solicita por parte de José Segovia, director de CONACIN, la ampliación de guardias para el cuidado y la vigilancia de las zonas en comodato al Parque Metropolitano de Santiago, donde la directora de ese entonces, Teresa Rey Carrasco, señala que deberá hacerse cargo el propio  director de CONACIN de esta labor. Ese mismo año el CONACIN es beneficiado con el proyecto “Preservación y rescate del cerro Blanco, centro ceremonial indígena”, del concurso del Consejo de las Américas, que aportó 27 millones de pesos para la construcción de la Ruka y la Casa Andina.

En el año 2003 la región D´Ile de France, por recomendación de la Fundación Mitterant, y en virtud de la convención N CP 02-669, destina la suma de 175.516 euros para la Instalación del Centro de Desarrollo Indígena, vía convenio firmado el 1ero de diciembre de ese año, para destinar recursos, los cuales fueron traspasados al Parque Metropolitano de Santiago, a través del Gobierno Regional, recursos divididos en la entrega de tres cuotas, donde sólo se invirtió la primera de éstas. Respecto de las dos restantes no se conoce su paradero ni uso.

En el año 2004 SERVIU autoriza hacer uso del inmueble con una mayor extensión, de 1400 m2, destinado a la instalación del Jardín Infantil Étnico Adkintun, correspondiente a la zona 1.

Entre el 2006 y el 2015 se renueva de manera automática el comodato. Específicamente, el 05 de enero de 2015, vía Resolución Exenta N 000028, se ordenó entregar por comodato a SERVIU una superficie de 2840 m2, remitiendo al comodato de origen, realizándose la firma de éste el día 12 de marzo de 2015, aprobándose su renovación el día 13 de abril, sin embargo en mayo del mismo año un informe técnico elaborado por la misma entidad de SERVIU dio cuenta de supuestas irregularidades producto de una denuncia efectuada el 16 de marzo por José Boh Serafini, quien cumplía el rol de cuidador del espacio sin ser miembro del CONACIN. Cabe destacar que previo a esta denuncia, en varias ocasiones se le solicitó al señor Boh hacer abandono del lugar por maltrato y violencia hacia quienes desarrollan actividades en cerro Blanco, denuncia que se interpone el día 12 de enero del 2015 en la Fiscalía Local Centro de Justicia de Santiago, de la Región Metropolitana Centro Norte, por el director de CONACIN, José Segovia.

Con la denuncia de José Boh en SERVIU, se inicia un proceso de revisión del comodato por parte de esta entidad de las zonas 2 y 4. Luego, la Contraloría General de la República, mediante el dictamen N 103538, con fecha 31 de diciembre, expresa la facultad de SERVIU de dar término al comodato de las zonas 2 y 4, llevándose a cabo esto el día 22 del abril del 2016, vía resolución exenta N1930, siendo luego solicitado por la Municipalidad de Recoleta un nuevo comodato, el cual se encuentra adjudicado.

El 10 de junio  del 2016, CONACIN presenta  descargos a Virginia Godoy Cortéz, Sub-jefe Contraloría General de la República, respecto a la resolución en torno al comodato. Posteriormente, el 23 de enero del 2017, es recibido por la Subdirección Jurídica un recurso extraordinario de revisión presentada por el Centro Cultural Indígena de Santiago, el cual fue rechazado, siendo informado el dictamen el día 10 de febrero del año en curso (2017).

SERVIU señala como motivos para dar término al comodato los siguientes elementos:

–          Ocupación del inmueble en una superficie mayor a la autorizada

–          Falta de instalaciones eléctricas básicas

–          Inexistencia de agua potable y de servicios higiénicos

–          Falta de mantención del inmueble

–          Incumplimiento del deber de no pernoctar en él

–          Instalación de viviendas de uso habitacional

–          Utilización del inmueble para actividades lucrativas

–          Etc. (consumo de alcohol)

Respecto de los motivos, nos parece importante clarificar algunos puntos.

Los 2840 m2 en comodato se circunscriben a la zona 2 (Casa Andina) y 4, desde la Ruka hasta las cercanías del Rewe, sin embargo desde las primeras conversaciones con SERVIU y Parque Metropolitano se solicitó la extensión espacial del comodato para llevar a cabo las actividades de CONACIN y desarrollar las siete zonas que al inicio los organismos públicos se habían comprometido gestionar, lo cual no se realizó.

La instalación de luz eléctrica es un derecho que debe ser resguardado por las entidades a cargo de tal función. Esto se expresó en diversas reuniones con las personas involucradas en el Parque Cerro Blanco, lo que nunca se concretizó. En junio del 2001, se aprobó por parte del Consejo de Monumentos Nacionales la instalación de faenas para la instalación de manera provisoria de agua potable y electricidad, proyecto que nunca fue realizado. Como parte de nuestra preocupación por regular las instalaciones eléctricas, durante el año 2015 como CONACIN postulamos al concurso Fondo de Acceso Energético, de la Subsecretaría de Energía, notificándonos de la inadmisibilidad de nuestra postulación el día 12 de noviembre del mismo año.

El 28 de diciembre del 2001, se aprueba el proyecto de Aguas Servidas Domésticas Particular de CONACIN, vía Avenida Recoleta 1242, propiedad de CONADI, el cual contemplaba una red de recolección, donde las obras de aguas servidas domésticas serían autorizadas cuando el proyecto fuese aprobado por el Servicio de Salud del Ambiente y cuenten con suministro de agua potable autorizado. Este proyecto finalmente no se lleva a cabo. La Casa Andina es el único espacio que cuenta con un servicio higiénico, financiado por el concurso del Consejo de Las Américas, donde las deposiciones se vierten en un sistema de pantano.

En todos estos años se ha ido configurando un Santuario de la Naturaleza en ambos sectores, sin haber contado con los recursos económicos necesario para la plantación de diversas especies de plantas y árboles, por lo que la buena mantención del lugar es uno de los puntos centrales del trabajo de CONACIN.

Si bien en el comodato original se señala el deber de no pernoctar en él, a través de una serie de cartas por parte del director del CONACIN, José Segovia, se solicita un equipo de vigilantes del Parque Metropolitano, lo que nunca se implementa, por lo que la función del cuidado y mantención de las zonas se tuvo que llevar a cabo por seis personas, quienes no poseen residencia definitiva ahí.  Existe un equipo de vigilancia por parte del Parque Metropolitano en Cerro Blanco exclusivamente para las zonas de los jardines en la parte baja de éste. Cabe destacar que las construcciones que se encuentran en las zonas 2 y 4 son de uso a modo de refugio de las y los cuidadores, y no sus viviendas permanentes. Están equipadas de manera muy básica para pernoctar de manera temporal.

Como CONACIN hemos desarrollado actividades como la Feria Indígena, el Encuentro de Lakitas o el Carnaval Andino, además de la atención de dos machis, donde se solicita un aporte monetario, lo que no vemos como una actividad lucrativa sino más bien una forma de generar recursos, desde una pertinencia intercultural, para llevar a cabo nuestros diversos proyectos. Esto es parte de la reciprocidad que realizan los pueblos indígenas de Chile, el solicitar a cambio de un servicio específico un aporte (a modo de intercambio entre personas).

El 16 de marzo nuevamente presentamos un recurso de protección a la Corte de Apelaciones de Santiago para frenar la revocación del comodato y su posible restitución, el cual fue rechazado y notificado el día 17 del mismo mes.

Al alero de la Municipalidad de Recoleta  se crea el 27 de mayo el Consejo Indígena de Cerro Blanco para asumir supuestamente la administración del Comodato, a pesar de estar en manos exclusivamente de la propia Municipalidad. Esta nueva Asociación Indígena quedó formada de la siguiente manera: Asociación Aymara Quechua para el desarrollo de la cultura, salud y género Kurmi; Asociación cultural, espiritual y de salud Andina Awatiri T’iknamarka y Asociación Mapuche Lof Pillañ Wingkul.  Fuimos excluidos de esta instancia al señalar que la única posibilidad de participación era mediante la creación de una organización que tramitara la calidad indígena vía CONADI, agrupando a las 25 organizaciones de CONACIN.

En estos meses hemos vivenciado una serie de hechos de suma violencia por parte del autodenominado Lof Pilláñ Wingkul, agresiones verbales, vías redes sociales, filmación de nuestras actividades sin previo aviso, transitando en alta velocidad entre las zonas 2 y 4, siendo además maltratada verbalmente una hermana mapuche de la agrupación Sumak Kawsay en el día de cierre del Encuentro Nacional de Lakitas. Esta misma organización publicó hace unos días una declaración en contra del Baile Chino del Mapocho, una de las 25 organizaciones pertenecientes a CONACIN, haciendo alusión a argumentos racistas, discriminatorios, carentes de base histórica, con el fin de rechazar la realización de la festividad de Santa Cecilia, donde participarían más de 7 Bailes Chinos de distintas regiones. Por otra parte dos miembros de la Asociación Awatiri T’iknamarka nos han señalado de un supuesto desalojo lo que hemos visto también como una estrategia de amedrentamiento. Finalmente hoy viernes 10 de noviembre los 11 guardias que nos han acompañado durante todos estos años, cuidando la entrada al Parque Cerro Blanco, fueron reubicados de manera arbitraria por parte del Parque Metropolitano de Santiago, producto de un reclamo de miembros del Lof Pillan Wingkul por dejar subir a personas a las zonas 2 y 4 de cerro Blanco.

Vemos en esta serie de acciones la vulneración de nuestros derechos como ciudadanos y ciudadanas, además de transgredir todos los tratados internacionales de protección de los derechos indígenas, como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidades al respecto, ya que un total de 90 personas de CONACIN son indígenas.

En todo este proceso hemos realizado vía Ley de Lobby peticiones de reunión a SERVIU, a la Municipalidad de Recoleta, siendo postergada más de 6 veces la reunión con SERVIU y rechazada todas las solicitudes por parte de la Municipalidad. Finalmente fuimos recibidos hace unos meses por el director metropolitano de SERVIU, donde le entregamos una serie de antecedentes tanto vía correo electrónico como por oficina de partes para que evaluase nuestro caso, sin embargo nunca fuimos contactados.

Hoy hemos hecho entrega de cartas a CONADI Santiago y al Parque Metropolitano, esperando concertar una reunión de trabajo para frenar cualquier orden de desalojo y ver la posibilidad de creación de una plataforma ciudadana que nos permita recuperar el comodato revocado.

Como CONACIN llamamos a solidarizar con nuestra lucha por preservar 17 años de trabajo, permanencia y cariño por Cerro Blanco.

 

Somos comunidad, somos territorio, somos diversidad

Somos Cerro Blanco

COORDINADORA NACIONAL INDIANISTA CONACIN

10 de noviembre de 2017

17098123_10154950264183346_4634152695020896587_o

Marcha pasacalle

Anuncios

Un comentario en “(Stgo.-Comunicado) No al desalojo de CONACIN de Cerro Blanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s